6.5.08

164 - Espeleo

*****



Por la natural timidez de acga, que en materia tan delicada cuenta con el apoyo incondicional de ñoco, la foto de ambos tiene la cara difuminada.
En fin. Cosas de ellos.
***
El caso es qué, para estrenar el mes de mayo, nos fuimos a visitar la Cueva de La Hoyuca, en Riaño, Cantabria. Cinco horas no dio para mucho, teniendo en cuenta que mide 44'5 kilómetros.
Con este post agradezco a Antonio, reputado espeleólogo y amigo, que haya sido mi anfitrión en su bello mundo subterráneo de estalactitas y estalagmitas, de banderas y caos de bloques, de ríos, túneles, pasadizos, simas y oquedades.
Nos acompañaron, también, Eva, Lorena y Pedro... tan neófitos como yo.
¡ Venga !
primero mete el brazo...
el hombro,
ya está,
la cabeza ahora
y déjate caer por el agujero
!!!
Y así... suma y sigue. Reptando, arrastrándonos, a gatas, en cuclillas y hasta ¡a pie!

Dejo aquí constancia de una experiencia que se asemeja al Sindrome de Stendhal. No sabría contarlo muy bien.

***
Cantabria, tal vez con Croacia, cuenta con el conjunto de recorridos subterráneos más largo de Europa.
Hace unos días, en mayo, se unieron dos complejos con lo que ahora, hay un sistema con 105 kilómetros de longitud en Cantabria .

*


texto: La Hoyuca - OVNM - 080506
fotografía: @444-080501-Ñoco en un laminador de La Hoyuca
la foto fue tomada por Antonio
música: Tunnel Grotte Cave Taupiqueur


*
*
*

25 comentarios:

Ivana Carina dijo...

Uy! Cómo me hubiera gustado estar en esas cuevas!!!
Me encanta este tipo de aventuras, Ñoco!!!
Y yo quiero ver tu cara, che!!!! No vale! ji ji jii!!
Se ve que la pasate re bien, sweetie!!!
Me encantó este post!!!!!
Quiero mas aventuras!!! jajaja!
Besotes, Sweetie!!!

Ufa! No puedo escuchar la music!!! :(

Mandarina azul dijo...

Cualquier día de éstos te vas a descalabrar y te vas a quedar todavía más turulato de lo que estás... ¡No digas entonces que no te lo advertí!

Aparte de eso... yo también estoy contenta por lo que has disfrutado de esta experiencia, Sr. Cazoletero.

:) Sosbe.

(Cazoletero=Dícese en mi tierra de áquel al que le gusta tocar todos los pitos). ;)

carlota dijo...

¿Quieres levantarte ya? que ya saliste de la cueva, hijo!!! ainsss, todo el día gateando, reptando... si es que ha vuelto a la infancia... nada lejana, por otra parte :P, qué síndrome de Stendhal, ni síndrome de Stendhal... grrr ¿el link? al síndrome digo. Y Cantabria... bella, por fuera y por dentro. Un besuco, be gomeision, my friend.

isabel dijo...

Hey, Mr. speleologist!You like adventure sports but this time you have gone too far, it's scary! too risky.
The best thing about this is that you have enjoyed every second, so congrats and go ahead.
(and I don't need to see your face, I can imagine it, delighted with the new experience)
HHK

Meiga en Alaska dijo...

Uy, a mí eso de andar metida en espacios estrechos durante más de cinco minutos me agobiaría un pelín. A mí dame salas con lagos es estalactitas a tutiplen, eso es otra cosa. Pero lo de andar reptando... caguetas que es una :)

De todos modos, el que disfrutaste fuiste tú, así que me alegro mucho.

Besos

Cris dijo...

je, yo también sé lo que se siente, sobre todo cuando el casco de los demonios golpea con la roca y nos queda un pensamiento parecido a este: ¿otra vez? ya podía este techo estar más altooo, j#@##*!!, ahora que si no llega a ser por el casco... a estas alturas ya no tendría cabeza!! ¿a qué se siente algo así? :-)
Bonita foto Ñoco/Acga!

Belén dijo...

Te admiro querido amigo, porque joe, meterse ahí por primera vez es horrible, yo lo probé y ya no lo he probado mas...

Besicos

Luca dijo...

Coño, tiene que ser chungo estar ahí tan apretado. Pero seguro que lo pasaste bien. Qué raros somos los humanos.
Un saludo.

Aprendiza de risas dijo...

Yo probé esto de la espeleología hace unos años con un grupo de alumnos. Fuimos reptando muuuuhcos metros entre estalactitas y estalagmitas y al final había muchos murciélagos. El guía nos ´fue a advertir que no hiciésemos ruidos pero... ¡llegó tarde! Mis chicos se liaron a espantar murciélagos y a mí casi me da un patatús.
Pero volvería a entrar en una gruta de esas...

Besitos,

Benjuí dijo...

¡Joer!
Por lo visto hemos sido bastantes los que hemos elegido el puente de mayo para experiencias estéticas al límite de lo soportable.
En tu caso no sé, pero en el mío, además, aún tengo el cuerpo descolocado.

circe dijo...

pero...de verdad eres tu???? anda ya!!!!.....qué claustrofobia no??? sólo verlo y ya me agobio....Pues me alegro de que lo hayas disfrutado,,,chao

Tesa dijo...

Sólo verte en esa ranura y me entra el agobio. Soy de espacios abiertos, aunque he visto alguna cuevas pero de techos altos y sin perder el ojo del camino de salida. Reconozco que son preciosas pero si puedo ir caminando, si me tengo que hacerlo reptando, pues como que no.

Entre tú y yo, tengo algo de claustrofobia.

Besos, aventurero

Romana Lopez dijo...

que bonito decorado.a mi me gustaria que me sacaras una como que estoy en las seiseles esas con dos negros avanicandome.pero que paregca real asin como tu foto.¿oyes y el carton piedra es pegable o luego de la foto lo tienes que tener ocupando media casa?los negros necesito que sean pegables que asin me los puedo llevar a casa.abrazos

Cris dijo...

je, ahora que regreso a verte te me pareces un poquito a papá pitufo, jeje y que conste que de todos esos personajes entrañables y desconocidos era para mi el más simpaticón y querido, ein! :-)

PIZARR dijo...

Que experiencia más chula. Hace años ya he recorrido más de una cueva en ese plan. Ahora me van más las cuevas con grandes espacios, lagos, etc...para recorrer de otra manera.

Me has hecho pensar en la cantidad de cuevas que he visitado a lo largo de mi vida. Nunca me había parado a pensarlo.

Un beso

Mityu dijo...

No sufro de agorafobia, ni de claustrofia, pero habrá que pensar que tal vez no podría decirse lo mismo del canguelo... ¿algún tipo de hipocondría? Me imagino inmediatamente descolgada del grupo, aislada entre rocas que me acogerán en mi última morada, antes de que una mano caliente, latiente de vida me tome y diga: contempla lo que hasta ahora te habías vedado¡

Interesante viaje. No me atrevo a más :)

Un beso

eSadElBlOg dijo...

a mi casi que da claustrofobia

RAMMSES dijo...

Me gustan todas esas aventuras que tengan que ver con los amigos y pasarla bien...
El ver la foto me hizo recordar a los túneles que hicieron los antiguos del Perú. Todavía existen, toda una red de caminos, túneles y puentes que unían a todo el imperio de los incas, a la ciudad del Cusco con Machu Picchu. Hay gente que se ha perdido dentro de esos túneles en busca de tesoros y más cosas...
Un abrazo Ñoco.

El futuro bloguero dijo...

Valiente!!!

irene dijo...

¡Qué miedo!, ¡qué angustia!, ¡qué claustrofobia!, no digo que no sea interesante, ni mucho menos. Yo las únicas estalactitas y estalagmitas que he visto han sido las de las cuevas del Drac de Mallorca, en un viaje turístico hace muchísimos años.
Me entusiasma Cantabria... pero por fuera.
Besos.

Te-Pito-0-Te-Henua (Sill Scaroni) dijo...

... pues ya habia mirado. ;))

Marina dijo...

Ñoco arrastra la barriga, incipiente, por el duro suelo, mientras acga, escojonado de la risa se da un cogotón contra la pared, al tiempo que suelta un "me cago en....."
Luego los dos juntos se dan un homenaje para que esa barriguita, incipiente, no pase penas despueés de su lamentable arrastre...

(Ahora si que si que me voy)

virgi dijo...

Gustosamente te esperaría fuera.
Me gustan las manos, parecen muy trabajadas.
Muaksssssssss

Esmeralda dijo...

Solo con verte metido en ese agujero me pongo mala.
He entrado en algunas pero nunca de esa manera.
Cuando soñaba, algunas veces me tenía que meter por agujeros imposibles ,
era terrible.

Ya se que acga es serio pero estando con ñOCO que es más trasto podía haber dejado su cara sin difuminar … acga que haga lo que quiera …


Lo importante es pasarlo bien y creo que tu lo conseguiste.

Un poco ‘cazoletero’ si creo que eres jajaja.

Me encanta como explicas las cosas !!

Ps i As
NENPNQ

Nélida G.A. dijo...

¡Madre mía! Creo que a mi me daría un poco de agobio tantas estrecheces, ahí aplastada y haciendo malabares para caber y reptar y avanzar. Ufff. No, mejor veo las estalacticas y estalagmitas desde otro ángulo más "holgado" :-)
Gracias por compartir tu experiencia, aunque en esta ocasión me quedo con las ganas de escuchar la música que acompaña, porque no lo conseguí, no sé de qué se trataba.
Besos, intrépido Ñoco.