3.10.07

Dos bancos un tamarindo dos bancos

*

Dos bancos, un tamarindo, dos bancos un tamarindo, dos bancos un tamarindo... Mañana fresca del, recién caído del calendario, otoño.
*
Suelo mojado. Dos bancos, un tamarindo. En el paso de peatones espera una mujer, joven, en una postura comprometida deseando ver al mismo tiempo el permisivo verde semáforo y el azul acerado de la mañana en la bahía a sus espaldas. Sin charcos. Dos bancos un tamarindo dos bancos, interrumpidos ocasionalmente por una papelera parisina.


Un señor maduro, arrastra su cuerpo en un penoso esfuerzo por aparentar que corre. El mp3, o mp4 posible, le proporciona un aire distraído. Me gustaría, dos bancos un tamarindo dos bancos un tamarindo, saber que es lo que está escuchando. Yo, algo de Steve Reich, minimalismo repetitivo, dos bancos un tamarindo, minimalismo repetitivo. Sí, siempre parece lo mismo, pero no. Me gusta Steve dos bancos un tamarindo Reich.

La bahía plácida deja ver al sur una locomotora Stevenson de 1868 (por ejemplo), huyendo sobre el verde intenso urgentemente hacia el oeste, personificada en la figura de una industria que emite grandes nubes de algodón azucarado, con vaya a saber qué cosas, empujadas por el viento de la lluvia hacia donde tendría que salir el sol cada día. Gruesas y negras nubes lo tapan ahora. Dos bancos, un tamarindo, alineados al tresbolillo forman un bosque de árboles que son y árboles que han sido.

Uno de los raqueros mira pensativo.
*
El bus 10, ¿o era el 14?, pasa con sus cristales empañados por los pensamientos de gentes que todavía no se han enterado de la razón de estar allí... tan apretados. Dos bancos un tamarindo... aparca un coche, sale una persona, ¿qué más da el asl? hablando por su móvil, dos bancos un tamarindo, de penúltima generación, diciendo algo inintiligible, no por el volumen, sino por la estulticia fuera de toda sospecha.
*
Miro al suelo. Sé que pronto habrá de secarse. Va apareciendo más gente. Ya recuerdo, asl, sí, age, sex, locate. Dos bancos un tamarindo dos bancos un tamarindo.
*
Una joven ucraniana, ¿es importante?, no se lo pregunté, arrastra una pesada maleta color fucsia con incrustaciones plateadas. Deduzco que viene andando desde la cercana, ¿cercana con esa maleta? estación. Dos árboles un tamarindo. Se están acabando los tamarindos ¿a dónde irá?. Chaqueta corta de piel, minifalda blanca, medias negras, zapatos de medio tacón, ¿qué llevaba debajo de la chaqueta?
*
Se acabaron los tamarindos. Se acabaron los bancos. En el Palacete hay una exposición titulada Vísteme. No es la hora todavía. Me quedo con el deseo de vestir a alguien.
*
Estúpidamente, el riego automático está funcionando, el riego automático está funcionando, mientras pasa un hombre de mediana edad, katiuscas, impermeable, gorro, cesto de mimbre, caña de pescar... ya supongo lo que va hacer, tiene el muelle a cuatro metros, el riego automático está funcionando.
*
¿Sé lo que voy a hacer yo? Tres coches hacia el este, cinco hacia el oeste, cuatro hacia el este, uno hacia el oeste, siete hacia el este, doce hacia el oeste ¿doce u once?. Sospecho que estoy que estoy perdiendo la concentración.
*
Creo que debo desandar el camino.

Tal vez empecé mal. Creo que era un tamarindo dos bancos un tamarindo dos bancos un tamarindo...

Enfrente, y lo dejo para otro día, por la acera, debe ser algo como quince plátanos un banco, doce plátanos un banco y etc. Bueno, más plátanos que bancos, se nota a simple vista. Estoy cansado. Los plátanos comienzan a amarillear. Los plátanos comienzan.
*
La próxima vez llevaré un papel y algo para marcar y algo para marcar.

**********

*

texto: Dos bancos y un tamarindo - OVNM - 071003
fotografía: Dos bancos y un tamarindo
fotografía: Bahía de Santander
música: Wim Mertens - Often a bird

*
*
*

14 comentarios:

Coco Becerra dijo...

Ñoco, este blog te puede gustar.
http://faunigena.blogspot.com/

Ñoco Le Bolo dijo...

Vista esa gran página. Muchas gracias. Familiares todos de Steve Reich.

Madame Vaudeville dijo...

Qué bueno el minimalista Reich. Y qué bueno usted y sus escritos. Original y sencillo a la vez. Vengo de sus otros blogs y he de confesar que me encantan. Gracias por aparecer por mi cabaretito!!! Así le he descubierto!!!
Un besito

Coco Becerra dijo...

A mi me pasa igual con el inglés, Ñoco, capto apenas una parte.
This is a fucking shit because...te había buscado unos tutoriales de dos estudios de grabación virtuales para que te hicieras una idea; el GarageBand de Apple/MAC y el CuBase para PC.
Igualmente, te los dejo aunque sea para que te líes aún más.

http://www.youtube.com/watch?v=JzWH7Er0NX0

http://www.youtube.com/watch?v=tpUUKJeP7jE

humo dijo...

Dos tamarindos un banco es traducible al castellano de la meseta por dos acacias, etc.

Lamento, sin embargo, que la bahía sea aquí una línea de edificios que ocultan cualquier otra posibilidad.

Tampoco es lo mismo pasear que ir de un lado a otro, pero por un momento he escuchado el rumor del mar.

No me importa que no me visites.

E Bosch dijo...

Me ocurre siempre que visito alguna exposición de arte, especialmente con los impresionistas. Necesito dos lecturas, una para visualizar el conjunto y otra para recorrer cada cuadro pincelada a pincelada. Con tus textos me ocurre lo mismo pero al revés, una primera lectura para saborear el huego con las palabras y luego otra para hacerme una idea del conjunto.
Saludos

E Bosch dijo...

Lo del "huego" no fue intencionado, fue un error!!!

carlota dijo...

Como he disfrutado del paseo por la bahía, coño! perdón, ñoco. Casi que me cojo el coche y estoy ahí en unos minutos...que bueno. Pensé que el hombre era Godofredo...que ya es de edad avanzada, más bien. Gracias por recordarme que bella es nuestro paseo. Un abrazo.

Cris dijo...

no se me había ocurrido pensar en la ubicación de la bahía!! además de bonita, es única, ya decia yo que era especial!!, gracias Ñoco!

rc dijo...

Buen lugar para relajar la vista y disfrutar, pero sin mirar al suelo,mejor mirar al mar y las montañas. Añoro la antigua machina y sus losas, el mosacio actual me agobia. No me gustan los tamarindos. Me gustan tu jeroglifico, es profundo.

w dijo...

debe ser una maravilla pasear junto a esa bahía contando tamarindos y bancos; puede que hasta sin contarlos.

Sill Scaroni dijo...

Dos bancos y el espacio entre los dos y el tamarindo.

Maravillhoso tu escito.


Un beso.
Sill

Marina dijo...

"...con sus cristales empañados por los pensamientos de gentes que todavía no se han enterado de la razón de estar allí..."

Es de lo mejor que han leído mis ojos, estos ojos llorosos, en mucho, mucho tiempo.

Sencillamente...sobrecogedor...

Dos besos y un abrazo.

Esmeralda dijo...

Siempre me descuento..
me ha encantado,
Una vez más demuestras ti¡u agilidad para contar historias... tu Bahía, una delicia ...

1M