19.5.08

171 - 17:17:17

*




Sí, eso es. A las diecisiete horas, diecisiete minutos y diecisiete segundos, me he muerto. Lo sé. Pero es una extraña sensación la que siento dado que tengo hambre. Quizás mi desayuno no haya sido suficiente o, más probable, haya comido mal. El caso, y muy preciso, es que a esa exacta hora he muerto.

Lo cuento ahora mismo, en tiempo real, por las extrañas cosas que están aconteciendo en ese preciso instante. Y puedo dar fe de su veracidad dado que los testigos que me lo están contando todos son gente de confianza. Además, no se conocen entre sí, están alejados en el tiempo y la distancia. No pueden tramar una broma de esta naturaleza.

En ese instante, dentro de un cajón de mi mesilla de noche, todos los cristales de las gafas que había usado a lo largo de mi vida, se han roto. Todos y un par de lentillas. Y es una pena ya que tenía una bonita colección que reflejaba el paso del tiempo. Unas gafas tipo “amor”, herencia de mi padre, se han salvado.

En la misma mesilla, todas mis plumas, mi preciada colección de plumas estilográficas, se han puesto a llorar tinta. Es curioso, la Waterman, con la que firmaba en tinta violeta en los años de la revolución, también. Una de ellas, una antigüedad del siglo XIX que solía mojar en tinta china, lo mismo. Las demás han llorado en tinta Montblanc, la última que he usado. Lo que más me ha impresionado es el caso de los plumines de corte recto que usaba para la caligrafía. Han llorado dentro del pequeño tubo de cristal donde los guardaba. No deja de producirme asombro ya que ninguna de ellas estaba cargada. Y no digamos el caso de aquella que me había fabricado con una pluma de gallo, o tal vez gallina, en los años de ‘jimi jendris’.

Se me ha de perdonar mi estado de confusión. Todas las noticias me están llegando al mismo tiempo y no sé si sabré ordenarlas.

Me dicen que mi teléfono móvil está teniendo una indescifrable conversación con mi teléfono fijo. Nadie es capaz de desentrañar el contenido. En el ordenador se suceden diversas conversaciones entre mis desconocidas direcciones de correo. Los blogs, solo los míos, hablan de un paro total o todo lo contrario.

Al parecer, las Islas Canarias han sufrido un micro seísmo y todas, incluida la de San Borondón, se han hundido 17 milímetros. Afortunadamente, no ha habido desgracias personales dignas de mención dado que las inundaciones han sido mínimas. Por otra parte, las Rías Gallegas se han elevado 17 milímetros. Tampoco ha pasado nada.

Sin embargo, sigo teniendo hambre. Tengo que darme prisa en llegar a casa a ver si pillo algo en la nevera. Creo que haber muerto y tener que andar desgasta mucho.

En el centro de trabajo, la fotocopiadora se ha puesto a escupir montones de fotocopias con las tonterías que escribía. Está el suelo nevado. Mis ex compañeros no paran de usar la destructora de documentos. Están asombrados acerca del hecho de que no escupa documentos oficiales, creo que había escrito más de diez mil archivos. Dicen que de momento están salvados.

Mi viuda informa que mis máquinas de fotografía están disparando continuamente. Las tres viejas reflex compiten con las digitales. Ella, mi viuda, dice que la lata de paté, con el minúsculo agujero, que convertí en una primigenia máquina, también compite aunque en desventaja. Aún así, se muestra orgullosa de sus fotos.

Por cierto, entiendo a mi viuda. Soportarme en vida ha tenido su mérito, pero ahora, con todos estos hechos paranormales…

El hayedo del Saja, a las 17:17:17, ha dejado caer todas sus hojas. Con él, se han solidarizado el resto de los árboles. Robles, abedules, tejos, acebos… sin distinción entre caducos y perennes. Creo que gente de la universidad anda ya investigando el fenómeno. Muchas hojas de mis libros se han desprendido, algunas violentamente, del encuadernado.

Mis dos pares de botas actuales, las primeras e indestructibles que usé en Picos y Pirineos, con las últimas usadas el pasado sábado para subir al Tesorero, se han puesto a bailar. Por otra parte, un nano movimiento téctonico ha elevado la altura de todos los picos de España, Portugal, Francia e Italia que haya pisado, en 17 decímetros. ¿Suiza?, no recuerdo. Pues lo siento un montón, los de los Institutos Geográficos Nacionales van a tener que rehacer toda la cartografía.

Ahora me estoy tomando unas lonchas de lomo ibérico de un pueblo de Salamanca al lado del Tormes, que a la muerte le sientan fenomenal. Las acompaño con un vino joven de rioja, de fermentación maloláctica, vamos, de maceración carbónica. Por momentos tengo la sensación que mis neuronas de mantequilla andan a plena sinapsis.

Hay mucho ruido en casa. Más de mil cedés de música están sonando al mismo tiempo. Aún así consigo distinguirlos, pero reconozco que es una cosa molesta para mi viuda. Por cierto, no sabe que hacer conmigo todavía. Me toca y dice que estoy caliente.

Ahora tengo un arrebato de pena. No me está dando tiempo de despedirme de tanta gente que he conocido y que no me conoce. Si me marcho así, por las buenas, no sabrán que me he muerto y pensarán que soy un maleducado.

En cualquier caso, estaré muy atento a ver si me enfrío.


*

texto: 17:17:17 - OVNM - 080519
fotografía: Llaves del otro lado
música: Sun Ra - Tiny Pyramids

-171-

33 comentarios:

ivana carina dijo...

No te enfríes, suitii!!
Y si es verdad que te has muerto....[Los cielos NO LO PERMITAN!!]
Pués lloraré hasta que no me queden más lágrimas...
Pliisss... no te vayas sin haberte despedido! :P
xoxoxo♥♥♥

JP dijo...

Antológico.


Saludos,
JP

Historias de JP

Benjuí dijo...

Ese que se ha muerto pero come debe ser un pez gordo: No creo que cuando yo muera el mundo se estremezca lo más mínimo.

Belén dijo...

Anda, yo que creía que cuando estás muerto no tienes hambre... vaya desilusión!

Besos

Romana Lopez dijo...

anda que no eres inportante ni na.no me creo nada.bueno si lo del iberico ese de salamanca y el vino ese si.ten cuidado no comas mucho y te baya a dar un jamacuco por esceso.mira que no tomar un lanbrusco.desde luego lo que tiene que aguantar tu viuda.no se si a este paso no llegara a serlo y te mande a freir espagarros primero.abrazos

Mityu dijo...

Es un alivio ver que has recibido la muerte con tanta naturalidad, algo confusa, es cierto.

Por otro lado, es muy extraño que todas tus pertenencias anden en desconcierto y discusión. Les ha cogido por sorpresa.

Finalmente, sin duda lo que me hace pensar que todo esto es cierto son los efectos que ha provocado en la naturaleza.

Voy a mirar la luna, para que me cuente las últimas novedades.

Un abrazo

Meiga en Alaska dijo...

Sólo espero qeu este post no sea un amago de "despedida" porque ya está bien... todo el mundo anda despidiéndose estos días, o que?

Biquiños, ñoquiño juapo

Mandarina azul dijo...

Sin ánimo de ser macabra te diré que has reflejado tu muerte de muerte...

Y ahora... no sé... Se me ocurre, teniendo en cuenta las circunstancias y la intensidad de la pena que siento por tu muerte, que bien podrías darme tu más sincero pésame, ¿no?
Un difunto dando el pésame por su muerte... ¡Ay! A ver si va a resultar que en realidad la muerta soy yo. Aunque todo parece estar a mi alrededor en calma absoluta...

¡Sosbe, Ñoco!

(Entrada de quitarse el sombrero). :)

carlota dijo...

Por partes:
¿sabes? una pena que no te murieras el sábado, te hubiera quedado perfecto, otro 17 a añadir.
¿sabes? una pena que no añadieras 6 llaves más al manojo, dado que son 11 llaves del otro lado, que no significa nada.
¿sabes? los gorriones que habitan la viga de mi porche dejaron todos de cantar... aún siguen mudos.
¿sabes? lo menos que podías haber hecho es habernos invitado a lomo y vino, y no tenernos aquí haciendo comentarios a palo seco.
¿sabes? es verdad: estar muerto y andar desgasta mucho...
¿sabes? eso de descanse en paz no es un decir... grrr... menuda la que has formado!
¿sabes? ya puedes ir volviendo del mas allá, que al fin y al cabo esas llaves son de ida y vuelta: Suiza te espera ansiosa.
¿sabes? baja la música de los 10000 cd, que así no hay quien deje un comentario en condiciones, grrr, este parece un blog de locos!!!
¿sabes? antes de que te enfríes haz una merendola para toda esa gente que has conocido y que no te conoce... qué menos!

¿sabes? qué penita me da... en el fondo, muy en el fondo, te echaré de menos :). Un besuco.

carlota dijo...

Yo, por llevar la contraria, comentario a las 18:18 (y los segundos porque no se ven, que también eran 18) :P

Tesa dijo...

Si no te enfrías es que no estás muerto.

Para que cese tanto disparate y desbarajuste provocado por tu aparente defunción, aconsejo a tu viuda que te de dos chuletas, pero no de cerdo con vino de la Ribera del Duero, que tú hasta muerto te apuntas a una buena merendola, sino de esas que en las pelis dan en la cara a la gente que se desmaya o se queda embobalicada.

Si no funciona, que te saque al jardín de madrugada y te de unos manguerazos, aprovechando eso sí el agua para regar las plantas o bañar al perro.

Creo que si no sueltas ningún improperio es que estás muerto.

Muy divertido e ingenioso, Ñoco.

Besos.

El futuro bloguero dijo...

No sé si también será que estoy muerto, o será la operación bikini, pero también tengo hambre.

Y tras el comentario chorra, felicidades. Te quedó una entrada preciosa.

Cris dijo...

post original, espero que no te enfríes que aún te quedan muchas vidas por relatar :-)

isabel dijo...

You are so impressive!
You have managed to make me feel a strange sad sensation. I know you are often mocking at death and I see all your belongings won't let death to come. What a real mess your house would be!
Just go on savouring those delicacies from Salamanca watered with your delicious wine and enjoy life to the full.
HHK

circe dijo...

???

circe dijo...

perdón...fue lo primero que se me pasó por la cabeza......
Menuda revolución tienes ahí montada,no?.....y.......el lomito ese......estaba así...bien curadito...bien rico.....no?....desde luego...encima con recochineo...

irene dijo...

Un muerto muy "vivo", lomo ibérico, riojita..., no creo que así te enfríes mucho.
Besitos calientes, por si acaso.

Sureña dijo...

Oye, pues sí que celebras tu muerte en condiciones...con tu rioja y tu lomito mientras todo a tu alrededor está hecho un caos...ains...

Besicos

Mariel Ramírez Barrios dijo...

Que mago
cada linea
imprevisible
traía otra
una sonrisa
un murmurar
que bárbaro
imágenes multisensoriales mezclada con maestría
hermano!!!!
maravilloso cuento
el tema
buenísimo
el estilo
impecable
Dios
Cómo amaría UN LIBRO TUYO!!!!!
PD un beso,con sana envidia.

PIZARR dijo...

Buen relato de tu muerte y de la juerga que se corren tus objetos personales.

Me hace gracia comprobar que has pensado algo similar a lo que yo suelo pensar respecto a este mundo bloguero.

A veces la paranoia se apodera de mi y me imagino que me dá un soponcio y de pronto no vuelvo a aparecer por el blog y me digo a mi misma, que la gente pensará que soy una maleducada por desaparecer sin despedirme... jajajajaj...

Por lo tanto ya sabes, queda dicho... si algún día no vuelvo, es que me he muerto...

Un beso

eSadElBlOg dijo...

como ya ves hay partes esenciales en ti que se resisten a desaparecer y se manifiestan, expresividad, comunicación, naturaleza, hambre...No tardaran en apoderarse de nuevo y anidar en tu cuerpo y darle vida antes de que se enfríe. No es una muerte natural, es un tipo especial de viaje astral.

Me parece uno de los mejores textos que has colgado en este blog.

Sintagma in Blue dijo...

¿Qué tipo de flores te gustan?

:D

3ster dijo...

Bueno, aún estás a tiempo de tomar algo...
Un café?

:)

Luca dijo...

Pues sí que la has liado, sí. Medio planeta revolucionado y tú de comilona. Bueno, tendrá su lado bueno, así que ya sabes... La de cosas que se tienen que poder hacer.
Un saludo.

RAMMSES dijo...

Me ha dejado pensando la casi misma visión que compartimos de la muerte. Has resuelto de una hecho trágico, dramático y/o traumático que puede ser el dejar de existir en algo que aviva emociones, sensaciones, emociones, sentimientos. Once llaves. ¿Que abren o cierran esas llaves?. Mientras que uno descubre que no se ha ido, esta aún tibio...
Un delicia Ñoco...
Abrazo.

Kiri_dido dijo...

Antes muerto que maleducado. Tengo que probar el morirme y despúes...comerme un jamoncito con su rioja...Si revives...te saludo. Y deja bailar a tus botas...se lo tienen merecido.

Kiri_dido dijo...

Perdon...he cambiado el lomo por jamón...pero yo soy así:-)

Marina dijo...

Has olvidado algunas cosas que sucedieron, pero es normal, estabas muerto y no podías estar en todo. Te lo cuento, por si lo vas recordando:
Tus zapatos taconeaban por los pasillos sin saber donde debían parar a olvidar el sudor. A los calzoncillos nadie les daba la vuelta para obviar los "palominos" y no tenían claro si estaban ya de vuelta o de primera postura. Los calcetines tenían "tomates" que nadie remendaban y se les salían las preciosas "pelotillas", perdiéndose por entre la tarima que iba cambiando de color. Los pantalones perdían las costuras e iban quedando largos o cortos, sin la largura adecuada, se volvían locos y se colgaban de las lámpara haciendo sombras y pataleando y, por último tus camisas, recuperada la ansiada libertad, se iban ofreciendo a todos los mozos fornidos y aguerridos, para cubrirles las "tabletas" de gimnasio.... Y tú sigue comiendo y bebiendo y perdiéndote el espectáculo.Si es que no te puedo dejar sólo ni un momento, te me mueres enseguida.

Un beso vivito y coleando

cuentosbrujos dijo...

te digo yo qu econ tanto lio a uno no le quedan ganas ni de morirse
un saludo, que horror cuanto trabajo da algo así
jajaja
un saludo

Isabel Membrado dijo...

Menuda revolución has montado muriéndote ... haz el favor de ser considerado y des-muérete que ezto no se pué awantar ...

Sabes si la ciencia ya es capaz de transplantar neuronas?? Lo digo porque así yo me pido alguna de las tuyas ...

Ñocobolería cien por cien!!!!

zeltia dijo...

Ya nos gustaria que con nuestra muerte (en un último acto de egoísmo)nuestro entorno, nuestras cositas queridas, los lugares que hemos habitado se conmovieran.
Pero no, nuestras gafas quedarán alli, inútiles, los objetos personales sin valor económico serán algo sinsentido. Nada en el universo, ni en nuestro microcosmos diario se perturbará. Si acaso unas lágrimas, una angustia en el corazón de alguien, que también pasará.
-y menos mal-

Un relato inquietante y curioso.
Gracias por compartirlo.

:)

Esmeralda dijo...

La has liado con morirte !

En la distancia... se ve claramente que te dio un Yu-Yu, no obstante ni se te ocurra hacer esas cosas, desequilibras la naturaleza y haces que los objetos no sigan su curso.
Donde pisas dejas huella !

Una exposición clarísima y bien provista de las llaves.

Ps i As

Nélida G.A. dijo...

Me parto contigo,de verdad.
Qué bueno!
Me he reído mucho con este relato, sigo viendo mucho humor en tus escritos, y no es fácil de conseguir siempre.
Aplausos para ti, aunque en esta ocasión la música. .....no fue mucho de mi agrado. Glub.
:-)
Besos.