23.10.07

Rojo vs. Azul














la necesidad de viajar es consustancial al ser humano
construimos la vida haciendo un viaje
no sabemos de dónde procedemos
no sabemos a dónde nos encaminamos
pero
pero pero
de los múltiples viajes que podemos planificar
nosotros solos
sin vuestra ayuda
¿por qué os empeñáis?
sí os empeñáis en que solo existen dos mares
cuando nosotros sabemos
a ciencia cierta
que aparte de nuestros mares interiores
existen
sí, ignorantes, sí
existen infinitos océanos múlticolores
múl-ti-co-lo-res
************
acga 071023
foto acga: bahía de santander

7 comentarios:

Luigi dijo...

Mire usted, ahora mismo me he apuntado al PER para aprender a navegar y así alquilarme algún barquito durante el verano, así que no me desanime hombre!

carlota dijo...

Pero...el ferry no llega los jueves? Dí que sí, hay que poner color en los mares (que no sea el negro, nunca mais) y en nuestras vidas. Un abrazo. ayyyy! es que bajo, veo las letritas, y me pongo mala...que pereza...bueno, si no hay más remedio...es que estoy más vaga (con g, no hagamos chiste)

humo dijo...

¿A quién incluyes en ese "nosotros"? Para mí sólo hay dos que son uno y es todo.

mandarina azul dijo...

Pues a mí la experiencia me dice que los mejores "viajes" son los no planificados, ¡los que nos trae el azar!

(Qué mal queda ese viajes entrecomillado, jajaja... pero yo hablo de viajes no literales, pero en el mejor sentido, ehhhh...).

:)

Madame Vaudeville dijo...

El viaje de la vida... Nos echan al mar vital para que más tarde muramos en él, ahogados en tanta vida líquida. Y mientras, nademos en otras aguas, buceémos en los más profundo de nuestro ser y descansemos en las orillas de los amigos, amantes y familias. Juguemos a hacer la mariposa, el perrito y la rana; de espaldas a veces, de frente casi siempre. Nademos y vivamos. En rojo y azul

RAMMSES dijo...

Como me gusta tu tratamiento con la fotografía. El humano hace camino al andar. La bipolaridad es mala hasta cierto punto.. todo es relativo... hasta el mal.
Esta vida es un constante viaje por mares de emociones y sensaciones. Que nos llevan a puertos donde encontraremos la felicidad o la pena.
Un abrazo!!!

Tesa dijo...

Hola, hoy inicio mi viaje a tu rincón por esa bahía coloreada de Santander. Viví un año y medio en una casita desde la que se veía toda la bahía a lo lejos. Y es que soy muy viajera, por tierra, por mar, por aire, y sobre todo con la imaginación.

El viaje de la vida tiene ese punto emocionante de los viajes no preparados, aunque hay que saber más o menos a que puerto quiere uno dirigirse para no desaprovechar el camino dudando sino aprendiendo y disfrutando. Y después de este rollo tan filosófico, me voy a tomar un cafetito mientras veo alguna de tus fotos. Y pienso como Carlota, ¿por qué ponéis ese filtro de las letras?, es un coñazo.

Besos.